Nuestro Blog

Internet de las cosas (Internet of Things ó IoT) es un concepto creado por Kevin Ashton, que se refiere a un ecosistema en el que los objetos cotidianos están interconectados a través de Internet.

Para un usuario promedio el Internet sigue siendo un concepto asociado a la idea de los ordenadores interconectados, y así era en el pasado, incluso a principios del siglo. Sin embargo se están produciendo avances importantes que ya están cambiando este concepto. Cada vez son más los dispositivos y máquinas conectadas al Internet y cada vez ganan más independencia.

Internet of Things

Potencial escondido en datos 

El nombre “Internet de las cosas” puede crear confusión, ya que realmente no se refiere a las cosas en sí, sino a los datos que se podrían obtener gracias a la conexión de las cosas con Internet. Dicho en otras palabras, el potencial que esconden estos datos.

Gracias al sistema RFID (siglas de Radio Frequency Identification, es decir, «identificación por radiofrecuencia»), bastará con integrar un chip de pocos milímetros en cualquier objeto del hogar, del trabajo o de la ciudad para poder procesar y transmitir información a partir de él, constantemente.

¿SEGUNDA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL?

El objetivo final de IoT sería hacernos la vida más fácil a los humanos, ya que las cosas interconectadas podrían comunicarse no sólo con nosotros, sino también entre sí, facilitando la información necesaria sin tener que interferir nosotros y agilizando así las tareas cotidianas. El listado de posibles aplicaciones es interminable, estos son algunos ejemplos destacados para el uso de Internet de las Cosas en el futuro más próximo:

1.- Hogar inteligente o la casa de mañana.

La automatización del hogar ya no es sólo una fantasía sobre un futuro lejano. El frigorífico inteligente que controla la caducidad de los productos, sugiere las recetas, o incluso puede hacer la compra de los productos que se agotan por Internet ya es una realidad. En poco tiempo la domótica permitirá controlar desde cualquier dispositivo electrónico el funcionamiento del hogar:

  • Calefacción, ventilación y aire acondicionado (conocido como sistemas HVAC)
  • Iluminación
  • Electrodomésticos
  • Cerraduras, puertas y ventanas
  • Cámaras de vigilancia,
  • Y un amplio etcétera.

Smart Home

2.- Smart city o ciudad inteligente.

Este concepto smart city significa el desarrollo de la infraestructura urbana apoyada en las nuevas tecnologías, desarrollo sostenible y mejor gestión de los recursos disponibles que tiene como objetivo un aumento de calidad de vida de sus ciudadanos:

  • Mejora de movilidad urbanaun sistema de sensores que conectaría los semáforos, vías de trenes, puentes y otros elementos de tráfico con coches podría descongestionar las ciudades y facilitar la búsqueda de aparcamiento
  • Seguridad ciudadana: los sensores instalados en las ciudades inteligentes aumentarían nivel de seguridad frente a los incidentes como delincuencia o incendios y permitirían atender las emergencias más rápidamente
  • Abastecimiento: un sistema interconectado de sensores podría ayudar en la gestión de los recursos como la energía eléctrica o agua potable.

Cabe mencionar que en este caso no sólo se trata de algo deseable, sino necesario, ya que según las previsiones en los próximos 30 años la mayoría de la población mundial vivirá en las ciudades, lo que implicaría una serie de cuestiones difíciles de ignorar, como la seguridad, el tráfico urbano, las emisiones de CO2, atención médica o aprovisionamiento de bienes y materias primas.

3.- Salud y bienestar. 

La conexión de los sistemas sanitarios con los aparatos médicos  optimizarían el flujo de la información, permitiendo personalizar la experiencia del paciente, e incluso hacer posible un cuidado remoto mejorando así su calidad de vida. Puede que este avance tarde más tiempo en llegar, ya que supone una gran inversión. En cambio los productos de cuidado personal inteligentes, como cepillos eléctricos con conexión vía Bluetooth o dispositivos que registran la actividad física en tiempo real ya son una tendencia.

4.- Educación del futuro. 

La aplicación de los avances de IoT facilitaría un aprendizaje más eficiente, permitiría estudiar desde cualquier sitio a través de la educación digital y ayudaría a la investigación.

5.- Industria y manufactura inteligente.

La automatización de la producción será posible gracias al control remoto de la cadena de producción y aplicación de los robots ensambladores. Es podría facilitar las tareas de mantenimiento, gestión de los activos de producción y responder de forma más rápida a la demanda de los productos fabricados.

Industria Inteligente

Estas son tan sólo algunas propuestas para el uso de Internet de las Cosas, sin embargo existen muchos más sectores, como financiero, energético, digital, transporte o control medioambiental, donde IoT en los próximos años se volverá imprescindible.

La pregunta no es si llegará, sino cuándo.

De momento existe un cierto grado de desconfianza y preocupación por el control que podría suponer este avance, sin embargo el futuro se está acercando cada vez más, a paso tranquilo, pero constante.

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario