Nuestro Blog

Todos sabemos de la importancia de los llamados Influencers y Youtubers en el panorama actual, pero su popularidad y peso han llegado hasta tal punto que hay muchas empresas en la actualidad que han decidido incorporarlos a sus equipos de trabajo para promocionar sus productos.  Por este motivo,  nos planteamos el porqué las empresas han optado por esta medida en sus equipos de talento.

Influencers o Youtubers, son personas que exprimen al máximo su originalidad y creatividad en cuanto a creación de contenido, ya sea a través de vídeos o imágenes como a través de concursos y sorteos en sus redes sociales. He ahí cuando las empresas deben aprovechar ese tirón mediático y la influencia que éstos generan entre sus seguidores.

El principal objetivo de su contratación reside en que aquellos mensajes que se lanzan desde las empresas adquieran mayor credibilidad, puesto que estos Youtubers/Influencers tienen una especie de nexo de unión con el público objetivo; y además, se genera una mayor confianza y predisposición respecto a una marca para convertirse en un referente.

Hoy por hoy la rentabilidad de la publicidad y promoción de las empresas reside de manera más notoria en el móvil que en la propia televisión. El porqué lo desvelamos gracias a un estudio de Marketin.es, en el cual se establece que el 90% de la población mundial visualiza vídeos en línea, los cuales, en su infinita mayoría, son vistos a través de dispositivos móviles. Esta realidad afecta a la publicidad en televisión, la cual ha pasado a un segundo plano.

Cabe decir que esta circunstancia no garantiza el éxito empresarial, puesto que tienen que saber que producto/s deben poner a disposición de estos personajes públicos para así promocionarlos. En su inmensa mayoría tanto estas personas como sus seguidores suelen ser personas jóvenes, por lo que las empresas colaboradoras deben ofrecer algo que llame la atención de estos usuarios. La estrategia de contratar a estos Influencers o Youtubers suele funcionar mejor en grandes empresas ya que se requiere de una alta inversión monetaria debido a los elevados ingresos que perciben por promocionar productos en sus redes sociales. Por otro lado, aquellas pequeñas empresas que dispongan de amplio presupuesto pueden llegar a recurrir a ello y así fortalecer su imagen y crecer en el panorama empresarial. Asimismo, aquellos negocios que están arrancando en el mercado pueden recurrir a estos personajes públicos para darse a conocer en el panorama actual.

Por otro lado, algunas compañías apelan a la compra de seguidores en redes sociales, con el fin de que el consumidor tenga una cierta “confianza” de aquella entidad que cuente con la friolera de 100.000 seguidores que aquella con 10.000 así como ejemplo. Sin embargo, es una práctica poco recomendable por muchos expertos en comunicación digital. Porque.. ¿de qué sirve tener muchos followers si éstos no son reales o no son tu target? Pero esta cuestión sería entrar en el debate de ¿qué es mejor: calidad o cantidad? y éste no es la temática de este post.

Otra estrategia llevada a cabo por las empresas en relación a los youtubers es la inclusión en sus canales de vídeos promocionados acerca de algún producto/campaña. También, se promocionan productos mediante imágenes en los perfiles de influencers en otras redes sociales como Instagram o Twitter. Por último, cabe señalar un dato significativo: un instagramer puede llegar a recibir una mayor retribución por la promoción de un producto a través de una fotografía que un Youtuber por la inclusión de un anuncio en su canal, debido a la explotación directa de la imagen de una persona a un producto en el caso de la publicación de una fotografía en una red social.

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario