Nuestro Blog

Entendemos por una buena reputación en e-mail marketing, aquella que nos permite  una forma de medir el comportamiento de una campaña con la finalidad de darle una puntuación y clasificar al remitente de la misma. Se trata de una puntuación consultada por la mayoría de los proveedores de Internet y filtros antispam para informar sobre qué se hace con el mail enviado, así como enviarlo, rebotarlo o enviarlo a una carpeta de spam.
Obtener una buena reputación no garantiza el completo éxito de la campaña, pero si ofrece consistentes credenciales que, junto con el conjunto de valores que afectan a dicha campaña de e-mail marketing  (asunto, autentificación, remitente, etc.), colaboran a que el mensaje transmitido llegue al mayor número de destinatarios.

email marketing

Veamos pues cuales son las principales características de una buena reputación en e-mail marketing:

1. REGULARIDAD Y VOLUMEN
Es conveniente realizar envíos de una forma progresiva, evitando enviar al destinatario una cantidad abusiva de correos en plena campaña o hacerlo de manera esporádica. Lo ideal es mantener informado al cliente progresivamente sin atosigarlo.

2. BASE DE DATOS LIMPIA
Contar con una herramienta de e-mail marketing que nos procese la información y limpie nuestra base de datos de correos inexistentes, contribuirá a eliminar cuentas inexistentes o correos abandonados que se encuentren con el buzón lleno. De la misma manera, cuando realizamos una primera campaña es usual que la mayoría de nuestros correos vuelvan rebotados, por lo que sería importante analizar dichos rebotes y limpiar nuestra base de datos de ambigüedades tales como errores de nomenglatura del tipo “gnail” o “hootmail”, por ejemplo.

3. RECLAMACIONES
Se considera queja o reclamación cuando un destinatario clasifica un correo recibido como Spam. Esto se debe a consecuencia de que usemos una base de datos con dudosa claridad o seamos muy persistentes a la hora de enviar correos muy reiterativos y con mucha frecuencia durante nuestras campañas de e-mail marketing.
Dichas quejas repercuten a la hora de clasificar a un remitente como spammer, siendo algo incontrolable. Por tanto, es esencial llevar a cabo una política de captación de contactos coherente.

4. INFRAESTRUCTURA
No suele estar muy considerada, sin embargo, es relevante tener en consideración el país desde donde es enviada la campaña (potencialmente peligroso o seguro) o el estado del servidor desde donde se envía (bien o mal configurado, con un histórico de clasificación en listas negras, etc.). De modo que contar con servidores fiables e infraestructuras de e-mail marketing de confianza, ayuda a no ser clasificado como spam.

5. CUENTAS ENGAÑOSAS
Las cuentas engañosas son correos que van depositándose al azar y son propagadas a través de internet por los principales proveedores de internet y agencias Antispam con el objetivo de comprobar quién los captura y utiliza para hacer campañas de mails, obviamente sin consentimiento.
Para evitar caer en una cuenta engañosa, debemos evitar comprar bases de datos de dudosa procedencia, enviar correos a destinatarios con los que no tenemos su consentimiento o a base de directorios de empresas en internet obtenidos mediante robots.

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario